Cómo funciona la ciberseguridad industrial

¿Por qué debes invertir en Ciberseguridad Industrial?

La ciberseguridad industrial es un requisito fundamental en un mundo conectado digitalmente. Se encarga principalmente de la convergencia de la seguridad del entorno OT (tecnología operativa) y los objetivos de seguridad del entorno IT (tecnología de la información).

La ciberseguridad de las IT es una prioridad para todos los sectores. En la realidad, suele haber una fuerte inversión en el lado de las TI, que es donde se encuentra la mayor parte del centro de costes.

Sin embargo, no parece que se preste mucha atención a la protección de los activos que realmente generan ingresos.

Ahora, las empresas se están dando cuenta de ello, y ha habido una transición para aumentar la vigilancia de la ciberseguridad en la parte de OT.

En este artículo vamos a analizar las características principales de la ciberseguridad industrial y cómo puede ayudar a las empresas de producción industrial a gestionar las plataformas de seguridad destinadas a proteger la conectividad industrial evitando los ciberataques, a través de técnicas de protección y estándares de seguridad establecidos.

¿Qué es la ciberseguridad Industrial?

La ciberseguridad industrial se refiere a los sistemas de información industriales. Incluye todo lo que implica el estudio de los riesgos a los que están expuestos, así como a la resolución y la aplicación de medidas (técnicas y organizativas) para reducir estos riesgos.

La ciberseguridad busca anticiparse a las amenazas y a las vulnerabilidades. Por lo que, es necesario vigilar la eficacia duradera de estas medidas para responder a la evolución de las amenazas y de los riesgos.

Los sistemas de control y automatización industrial desempeñan un papel destacado en la respuesta a los retos estratégicos de las industrias e infraestructuras complejas.

Bajo la influencia de los desarrollos tecnológicos basados en la digitalización, la Inteligencia Artificial y el IoT, los sistemas de automatización han experimentado profundos cambios en las últimas décadas.

Después de todo, la hiperconectividad y la estandarización de los protocolos de comunicación abren inmensas posibilidades. Pero aumentan la exposición de los equipos y sistemas a las ciberamenazas.

Los ataques, cada vez más numerosos y complejos, pueden provocar pérdidas de producción, el robo de información tecnológica o la alteración de datos sensibles.

En el peor de los casos, los temidos sucesos pueden incluso conducir a la destrucción de la instalación industrial o a importantes accidentes industriales.

En este contexto, la criticidad de las funciones desempeñadas por los sistemas de información industrial conduce a evaluar estrategias de diseño de las arquitecturas de estos sistemas.

Lo mismo ocurre con la elección de sus componentes. La gestión de las actividades de ingeniería, de explotación y de mantenimiento también se refieren a cada etapa del ciclo de vida de los sistemas.

Esta claro que la amenaza para estos activos electrónicos son los hackers que tienen la intención maliciosa de robar datos e información de propiedad a través de violaciones de datos.

Por lo tanto, parece que la determinación realizada del todo debería incluir un conjunto evolutivo de herramientas de ciberseguridad diseñadas para proteger los datos confidenciales del acceso no autorizado.

Para ello, es necesario tener en cuenta cómo las personas, los procesos y la tecnología desempeñan un papel importante a la hora de mantener la información a salvo.

¿Qué es un ciberataque?

Un ciberataque se define como un intento no autorizado de acceder a un sistema informático para modificar o robar datos.

Los ciberdelincuentes pueden utilizar diversos medios de ataque para lanzar un ciberataque, como el malware, el phishing, el ransomware y los llamados «man-in-the-middle«, entre otros.

Cada uno de estos ataques es posible gracias a los riesgos inherentes y a los riesgos residuales.

Al final, un ciberdelincuente puede robar, alterar o destruir un objetivo específico pirateando un sistema susceptible.

Las amenazas cibernéticas pueden variar en sofisticación desde la instalación de software malicioso como el malware o un ataque de ransomware (como WannaCry) en una pequeña empresa hasta el intento de derribar una infraestructura crítica como un gobierno local o una agencia gubernamental.

Un subproducto común de un ciberataque es una violación de datos, en la que se exponen datos personales u otra información sensible.

A medida que más empresas tienen sus datos más importantes en online, crece la necesidad de profesionales de la seguridad de la información que sepan cómo utilizar la gestión de riesgos de la información para reducir sus riesgos de ciberseguridad.

Esto, junto con el creciente uso y el enfoque normativo en la subcontratación, significa que la gestión de riesgos de proveedores y los marcos de gestión de riesgos de terceros son más importantes que nunca.

¿Cuáles son los tipos de ciberataques?

Adelantarse a las amenazas de ciberseguridad no es una tarea fácil.

Hay una larga lista de ciberataques a las que los profesionales de IT prestan atención, pero el problema es que la lista sigue creciendo.

Hoy en día, los ciberataques se producen con regularidad. Mientras que algunos ataques son pequeños y fáciles de contener, otros se descontrolan rápidamente y causan estragos.

Todos los ciberataques requieren atención y resolución inmediata. A continuación se presentan algunas de las amenazas de ciberseguridad más comunes:

Malware

El malware es un software que ha sido creado para causar daños de forma intencionada.

Más conocido como virus, el malware puede causar daños de forma simple abriendo el archivo adjunto equivocado o haciendo clic en el enlace equivocado.

Ransomware

El ransomware es en realidad un tipo de malware. La diferencia es que el ransomware infecta una red o roba datos confidenciales y luego pide un rescate (normalmente moneda de algún tipo) a cambio de poder acceder nuevamente a tus sistemas.

Ataques de phishing

El phishing es tal y como suena. Los hackers lanzan comunicaciones electrónicas con la esperanza de que piques, y cuando lo haces, roban información sensible como contraseñas, números de tarjetas de crédito y más.

Los ataques de phishing suelen venir en forma de correos electrónicos que parecen legítimos y te animan a responder.

Ataques de man-in-the-middle

Un ataque man-in-the-middle (MITM) es un término general para referirse a cuando un ciberdelincuente se posiciona en una conversación entre un usuario y una aplicación, ya sea para espiar o para hacerse pasar por una de las partes, haciendo parecer que se está produciendo un intercambio normal de información.

El objetivo de un ataque es robar información personal, como credenciales de acceso, detalles de cuentas y números de tarjetas de crédito.

Los atacados suelen ser los usuarios de aplicaciones financieras, empresas SaaS, sitios de comercio electrónico y otros sitios web en los que es necesario iniciar sesión.

Ingeniería social

La ingeniería social implica una interacción humana maliciosa. Se trata de personas que mienten descaradamente y manipulan a otros para que divulguen información personal.

A menudo, estas personas obtienen la información de los perfiles y publicaciones de las redes sociales.

Funciones de la Ciberseguridad
Funciones de la Ciberseguridad

¿Cuándo nace la ciberseguridad?

La ciberseguridad es cada vez más importante debido a la mayor dependencia de los sistemas informáticos, de Internet y de los estándares de las redes inalámbricas, como Bluetooth y Wi-Fi, y debido al crecimiento de los dispositivos inteligentes y de los diversos aparatos que constituyen el «Internet de las Cosas».

Debido a su complejidad, tanto política como tecnológica, la ciberseguridad es también uno de los principales retos del mundo contemporáneo.

¿Dónde empezó todo? Echamos un vistazo a la historia de la ciberseguridad desde sus inicios hasta la actualidad.

Década de los 70: ARAPNET y el Creeper

La ciberseguridad comienza en los años 70, cuando el investigador Bob Thomas creó un programa informático llamado Creeper que podía desplazarse por la red ARPANET, dejando un rastro de huellas por donde pasaba.

Por otro lado, Ray Tomlinson, el inventor del correo electrónico, escribió el programa Reaper, que perseguía y borraba a Creeper.

Por tanto, Reaper fue el primer ejemplo de software antivirus y el primer programa autorreplicante, lo que lo convierte en el primer virus informático de la historia.

Década de los 80: Nacimiento de los antivirus comerciales

1987 fue el año de nacimiento de los antivirus comerciales, aunque hubo reivindicaciones que competían por ser el primer producto antivirus.

Andreas Lüning y Kai Figge lanzaron su primer producto antivirus para el Atari ST, que también vio el lanzamiento de Ultimate Virus Killer en 1987.

Ese mismo año, tres checoslovacos crearon la primera versión del antivirus NOD y, en Estados Unidos, John McAfee fundó McAfee y lanzó VirusScan.

Década de los 90: El mundo se conecta

Con la puesta a disposición del público de Internet, cada vez más usuarios empezaron a poner su información personal online.

Las entidades de la delincuencia organizada vieron esto como una fuente potencial de ingresos y empezaron a robar datos de personas y gobiernos a través de la web.

A mediados de la década de los 90, las amenazas a la seguridad de la red aumentaron exponencialmente y hubo que fabricar cortafuegos y programas antivirus de forma masiva para proteger al público.

Década de 2000: Las amenazas se diversifican y multiplican

A principios de la década de 2000, las organizaciones criminales empezaron a financiar fuertemente los ciberataques profesionales y los gobiernos comenzaron a tomar medidas drásticas contra la criminalidad de la piratería informática, imponiendo penas mucho más graves a los culpables.

La seguridad de la información siguió avanzando a medida que Internet crecía, pero, por desgracia, también lo hicieron los virus.

Actualidad: La nueva generación

El sector de la ciberseguridad sigue creciendo a la velocidad de la luz.

Se prevé que el tamaño del mercado mundial de la ciberseguridad crezca hasta los 345.400 millones de dólares en 2026, según Statista.

El ransomware es una de las amenazas más comunes para la seguridad de los datos de cualquier organización y se prevé que siga aumentando.

¿Por que es importante la Ciberseguridad Industrial?

Vivimos en medio de otra revolución industrial: La Industria 4.0.

Esta revolución está impulsada por los datos, ya que las empresas empiezan a centrar sus operaciones en la recopilación y el aprendizaje de la información digital.

Con todos estos datos llegan algunas preocupaciones sobre la ciberseguridad industrial.

Probablemente hayas oído hablar de por qué la ciberseguridad es esencial para el uso de tus datos.

Para proteger tu información personal, debes tomar medidas como el uso de contraseñas seguras o VPNs.

Al igual que debes tener cuidado con tu uso de Internet, las empresas también deben pensar en su ciberseguridad.

A medida que las empresas de producción y logística se vuelven más tecnológicas, la ciberseguridad industrial se vuelve más esencial.

En el mundo moderno, las empresas industriales no pueden permitirse el lujo de no contar con fuertes medidas de ciberseguridad. Parte del motivo es que los ciberataques son cada vez más frecuentes.

La ciberdelincuencia se está convirtiendo en poco tiempo en una de las mayores amenazas para el sector. Como este tipo de ataques sigue aumentando, las empresas deben asegurarse de que cuentan con las defensas adecuadas.

Hoy en día, se podría decir que todas las empresas son empresas de Internet. Ya no son sólo los sitios web o los vendedores los que recogen y examinan los datos digitales.

Del mismo modo, estos no son los únicos tipos de negocios que podrían ser atractivos para un hacker.

En el mundo actual, impulsado por los datos, incluso los fabricantes o los servicios de envío podrían utilizar información sensible sobre sus clientes. Si cae en manos de las personas equivocadas, podría causar mucho daño.

Por lo que necesitan asegurar datos como los números de las tarjetas de crédito o las direcciones de sus clientes, así como todo tipo de datos personales.

Por otro lado, las empresas pueden tener excelentes medidas de seguridad en sus ordenadores, pero ¿qué pasa con sus robots y sensores?

Estas empresas tienen más dispositivos conectados a la red que nunca, por lo que tienen más que proteger. La ciberseguridad industrial se aplica hoy en día a muchos más elementos que a los ordenadores de oficina.

Si un hacker entra en la IIoT, podría presentar algunos peligros físicos. La IIoT incluye alguna maquinaria pesada, que podría poner en peligro a los empleados si alguien la piratea y toma el control.

Por lo que, salvaguardar la IIoT podría significar proteger la salud humana e incluso las vidas.

En conclusión, las empresas industriales modernas cuentan con innumerables medidas de ciberseguridad avanzadas al alcance de la mano. Dados los peligros de las ciberamenazas de hoy en día, sería un error pasarlas por alto.

beneficios de la ciberseguridad industrial

Futuro de la Ciberseguridad Industrial

En los próximos, se espera que la ciberseguridad para los sistemas de control industrial logre un fuerte crecimiento.

Con la ayuda de los investigadores, los estudios sobre el aumento de los ataques a las instalaciones industriales y el creciente interés de los sectores empresarial y gubernamental, se ha acumulado un conjunto de propuestas de concienciación y protección.

Para entender hacia dónde se dirige la industria, es importante observar el estado actual de las cosas.

La protección de la infraestructura industrial es una tarea compleja, ya que implica el uso de diversas herramientas para cada nivel, incluidos los dispositivos de campo y la gestión de operaciones para proteger los sistemas de automatización y la TI corporativa.

Se trata de tecnologías para diversos controladores industriales, redes, protección informática y la gestión global de la seguridad de las empresas.

La principal tarea de ciberseguridad para cualquier organización e instalación industrial es la detección y eliminación oportuna de las amenazas a los puntos finales y a la red para salvaguardar el perímetro.

Si la instalación industrial cuenta con complejos sistemas de automatización y control, es importante protegerlos de fallos accidentales y ataques deliberados.

Organizar actualizaciones y correcciones de vulnerabilidad a tiempo en el firmware industrial también es crucial para disminuir el riesgo de un ciberataque.

Cuantas menos vulnerabilidades haya en los equipos, menos probable será que los atacantes puedan comprometer la red.

Por último, pero no por ello menos importante, las empresas necesitan capacidades específicas de detección de amenazas y de respuesta contra las persistentes amenazas avanzadas.

Lo ideal es que las soluciones de seguridad del sistema de automatización y control recojan y analicen todos los eventos de seguridad en toda la red para que un centro de operaciones de seguridad interno o un servicio experto externo puedan identificar los signos de ataques dirigidos.

Esto ayudará a la empresa a detenerlos a tiempo y a investigar las causas.

En la actualidad, la tecnología de detección y respuesta ampliada (XDR) ya está sirviendo a este propósito para las TI corporativas.

La XDR, junto con la detección de amenazas, la investigación y la respuesta a través de todos los elementos de la infraestructura, ya está ganando impulso en la seguridad empresarial, y los mismos métodos pueden adaptarse a las necesidades de seguridad de los sistemas operativos.

Esto ayudará a que la seguridad OT madure y evolucione.

¿Por qué debes implantar la ciberseguridad en tu industria?

Con la creciente conectividad de los sistemas OT y los ciberataques dirigidos al sector industrial, la mejora de la ciberseguridad industrial para reducir los riesgos de seguridad en la producción, financieros y de reputación se ha convertido en una estrategia empresarial sólida.

Sin embargo, es necesario el liderazgo y el compromiso de los ejecutivos para alinear el OT y el IT y centrarlos en los riesgos cibernéticos y de fiabilidad compartidos.

Si aún no has implementado la ciberseguridad en tus procesos de OT, empieza a hacerlo. No es demasiado tarde y no es tan complicado.

Aumentará de forma significativa la resistencia cibernética de tu sistema y te permitirán aprovechar los nuevos servicios digitales prestados en las instalaciones o en la nube.

Si se hace de forma correcta, tu sistema será capaz de hacer frente a la gran mayoría de las ciberamenazas y, como ventaja, es probable que consigas un sistema más estable que funcione mejor y sea más fácil de mantener.

Imagina un futuro en el que tu sistema de mantenimiento predictivo basado en la nube te proporciona, por adelantado, información procesable que hace que tu proceso industrial funcione de forma más fluida y predecible, con una mayor eficiencia y un mayor tiempo de actividad.

Muchas de estas ventajas ya están disponibles. Por ejemplo, no tienes que dedicar ningún tiempo con comprobaciones periódicas de tu sistema de automatización y control de procesos, ya que algún servicio lo hace por ti y te avisa si algo necesita tu atención.

Esto ahorra directamente tiempo que puedes dedicar a cosas más importantes y también proporciona directamente una mayor disponibilidad del sistema.

Del mismo modo, puedes utilizar los datos pertinentes del proceso para determinar cuándo los componentes del sistema y los elementos de control necesitan atención.

Los bucles de control optimizados están directamente correlacionados con la mejora de la calidad, la reducción de los costes de material y el aumento de la producción.

En el caso de los controles de ciberseguridad, a menudo se desbloquean funciones y características adicionales habilitando una conexión a varias bases de datos y sistemas en línea.

Por último, la evaluación de la vulnerabilidad vinculada a los inventarios de activos, realizada a través de la supervisión de la red, es sólo un ejemplo en el que una conexión a Internet proporciona mucho más valor a tu inversión.

¿Por que debes tener un partner de ciberseguridad en tu industria?

La tecnología operativa que controla los procesos industriales está cada vez más conectada a servicios externos en la nube. Esto permite nuevas capacidades, pero al mismo tiempo tiene el riesgo de hacer que los sistemas de control industrial sean más vulnerables a los ciberataques.

Las amenazas para las empresas y las infraestructuras derivadas de la intrusión en la red y las violaciones de datos son cada vez mayores, y el rápido aumento de las operaciones remotas a partir de 2020 ha impulsado aún más esta situación.

Muchos directivos no aprecian del todo las intensas diferencias culturales, de gestión y educativas entre los sistemas de tecnología de la información (IT) y los sistemas de tecnología operativa (OT), lo que llamamos la brecha IT-OT.

Por un lado, los sistemas de IT consisten en ordenadores de sobremesa, portátiles, servidores web, redes de comunicación, correo electrónico, sistemas de almacenamiento y copias de seguridad utilizados para ayudar a los humanos a tomar mejores decisiones.

Por otro lado, los sistemas OT consisten en controladores lógicos programables (PLC), control de supervisión y adquisición de datos (SCADA), lógica de control, protocolos de comunicaciones de control industrial, sensores y actuadores que proporcionan electricidad fiable, transporte consistente y agua potable segura.

Ahora más que nunca, es crucial que las industrias críticas cuenten con soluciones de ciberseguridad robustas y sofisticadas.

Trabajar con SICMA21, y su profunda experiencia de dominio en los sectores manufactureros y las industrias de proceso significa que los clientes obtienen lo mejor de ambos mundos: conocimiento industrial combinado con la última tecnología, para proteger mejor tus sistemas de control.

A fin de cuentas, tenemos competencias tanto en ciberseguridad como en instalación y mantenimiento de sistemas de automatización de procesos industriales, y una visión clara para llevar el flujo de datos libre a través de toda la cadena de valor.

De esta manera, se aprovecha el poder de la digitalización y la cultura de mejora continua para las industrias.

Como centro de ciberseguridad industrial e infraestructuras críticas, diseñamos y suministramos sistemas que cumplen los requisitos de seguridad industrial actuales, adaptados a las demandas únicas de la red de tu planta industrial.

De forma particular, asesoramos a nuestros clientes sobre el estado de vulnerabilidad de sus sistemas y sobre las medidas para mejorar su ciberprotección.

No sé tú, pero yo dormiría mejor por la noche sabiendo que el sistema del que soy responsable está protegido.

Descubre cómo podemos ayudarte a programar la seguridad de tu empresa con soluciones óptimas de seguridad empresarial.

Ponte en contacto con nuestros expertos en Ingeniera de la Ciberseguridad para que te informen de cómo implementar una estrategia de seguridad corporativa que funcione en tu empresa.

correo electrónico: info@sicma.com

También nos puedes dejar un mensaje en el icono de WhatsApp de abajo a la derecha y te atenderemos a la mayor brevedad posible.

 

Si te ha gustado compártelo con tus contactos
Los comentarios de esta entrada están cerrados