por qué debes implantar la automatización industrial en tu empresa

Automatización Industrial: qué es y por qué es tan importante

Hoy en día, la automatización industrial se ha apoderado del proceso de producción en las industrias y es muy difícil imaginar una línea de producción sin sistemas de automatización.

Hay varios factores que conducen a la implantación de sistemas de automatización en la producción industrial, como la exigencia de productos de alta calidad, las altas expectativas de fiabilidad de los productos, la producción de grandes volúmenes, entre otros factores.

Desde la época de la revolución industrial en Gran Bretaña, siempre se ha hecho un gran esfuerzo para desarrollar técnicas avanzadas que ayuden a las personas en las diferentes tareas de producción.

En este artículo, descubriremos los conceptos generales de automatización industrial, cuáles son las ventajas de su implantación, los diferentes tipos de sistemas de automatización, los niveles de un sistema típico, entre otros más detalles, para que tengas un conocimiento lo más amplio posible de por qué deberías implantarlo en tu empresa.

Índice de Contenidos

¿Quién invento la automatización industrial? Breve historia.

Este término nace en la década de 1940 en la conocida empresa de automóviles Ford Motor Company, aplicado a la manipulación automática de piezas en los procesos de trabajo del metal.

El concepto de automatización industrial adquirió un significado más amplio con el desarrollo de la cibernética por parte del matemático estadounidense Norbert Wiener. A través de la cibernética, Wiener anticipó la aplicación de los ordenadores a las tareas de fabricación.

Durante los años 50 y 60 causó alarma social al sugerir, de forma errónea, que la maquinaria automática conduciría al desempleo masivo. Pero la automatización no se introdujo tan rápido como se preveía, y otros factores económicos y antecedentes han creado nuevas oportunidades en el mercado laboral.

La evolución de la automatización industrial llegó a partir de tres tendencias tecnológicas interrelacionadas:

  • El desarrollo de maquinaria automática para las operaciones de producción,
  • La introducción de equipos electromecánicos para mover materiales y piezas de trabajo durante el proceso de fabricación
  • El perfeccionamiento de los sistemas de control para regular la producción, la manipulación y la distribución.

Durante los años 80 y 90, las empresas estadounidenses realizaron importantes inversiones en equipos de procesamiento de información. Estos avances permitieron a los fabricantes estadounidenses concentrarse en la producción de «nichos», es decir, en suministrar a un segmento limitado del mercado un producto especializado y responder con celeridad a los cambios en la demanda del mercado.

En la cadena de montaje de automóviles, la producción de nichos permite fabricar muchos coches con diferentes opciones en la misma cadena de montaje, con ordenadores controlando un sistema para garantizar que los elementos adecuados irán en cada coche por separado.

Otros avances en la automatización crearon dos nuevos campos: el diseño asistido por ordenador (CAD) y la fabricación asistida por ordenador (CAM)

En cierto sentido, el CAD/CAM permite que el sistema de producción en masa fabrique artículos personalizados. La maquinaria puede adaptarse a un producto concreto mediante la programación informática, lo que permite trabajar en lotes pequeños que antes sólo se conseguían con la producción en masa de objetos homogéneos.

La automatización no sólo da flexibilidad a la producción, sino que también puede reducir los costosos plazos de entrega a los que se enfrenta el cambio de un modelo de producción a otro, y puede controlar los inventarios para proporcionar un flujo continuo de materiales sin necesidad de tener grandes stocks almacenados o grandes inversiones en piezas de repuesto.

Estas eficiencias reducen los costes de producción y ayudan a explicar la creciente fuerza en los mercados mundiales de los japoneses, que fueron los primeros en introducir esta práctica. La automatización también ha fomentado el desarrollo de la ingeniería de sistemas, la investigación de operaciones y la programación lineal.

La automatización aún no ha alcanzado un nivel de producción robotizada al completo. La primera generación de robots industriales sólo podía realizar tareas sencillas como la soldadura.

Para superar esa singularidad, los informáticos e ingenieros empezaron a desarrollar robots con mayor sensibilidad para mejorar sus prestaciones. Aunque se han hecho progresos, está claro que hay que contar con seres humanos para respaldar a los robots y mantener su productividad.

¿Qué es la automatización industrial y en qué consiste?

Por su parte, la automatización industrial da un paso más allá de la mecanización que suele utilizar un mecanismo de maquinaria determinado ayudado por operarios humanos para realizar una tarea. En la realidad, esta mecanización es la operación manual de una tarea utilizando maquinaria motorizada que depende de la toma de decisiones humanas.

Por otro lado, la automatización sustituye la participación humana por el uso de instrucciones de programación lógicas y maquinaria eficaz.

En definitiva, el significado de automatización industrial es la sustitución del pensamiento humano por ordenadores y máquinas. La palabra automatización tiene el significado de «un mecanismo que se mueve por sí mismo», que deriva de las palabras griegas auto y matos, donde auto significa automático y matos significa movimiento.

Resumiendo, la automatización industrial puede definirse como el uso de tecnologías establecidas y dispositivos de control automático que dan como resultado el funcionamiento y el control automático de los procesos industriales sin una intervención humana significativa y logrando un rendimiento superior al del control manual.

Estos dispositivos de automatización incluyen autómatas programables, ordenadores industriales, sistemas de control distribuido (DCS), Sistemas SCADA, entre otros y tecnologías que abarcan las diferentes redes de comunicación industrial.

Por loq que, la automatización industrial facilita el aumento de la calidad del producto, la fiabilidad y la tasa de producción, al tiempo que reduce los costes de producción y diseño mediante la adopción de tecnologías y servicios nuevos, innovadores e integrales.

¿Cómo funciona la automatización industrial?

Los sistemas de automatización industrial pueden ser muy complejos por naturaleza, ya que cuentan con un gran número de dispositivos que funcionan de forma sincronizada con las diferentes tecnologías de automatización.

El esquema siguiente describe la disposición jerárquica de un sistema de automatización industrial típico, formado por diferentes niveles jerárquicos que luego se describen con mayor atención para que conozcas el funcionamiento y los dispositivos que actúan en cada uno de los niveles.

División jerárquica de la automatización industrial
Jerarquía Básica de un Sistema de Automatización Industrial

Nivel de campo

Es el nivel más bajo de la jerarquía de automatización que incluye los dispositivos de campo como sensores y actuadores. La principal tarea de estos dispositivos de campo es transferir los datos de los procesos y las máquinas al siguiente nivel superior para su supervisión y análisis.

También incluye el control de los parámetros del proceso a través de los actuadores. Por ejemplo, podemos describir este nivel como los ojos y los brazos de un proceso concreto.

Los sensores convierten los parámetros en tiempo real, como la temperatura, la presión, el caudal, el nivel, etc., en señales eléctricas. Estos datos de los sensores se transfieren al controlador para supervisar y analizar los parámetros en tiempo real. Algunos de los sensores son el termopar, los sensores de proximidad, los RTD, los caudalímetros, etc.

Por otro lado, los actuadores convierten las señales eléctricas (de los controladores) en medios mecánicos para controlar los procesos. Las válvulas de control de flujo, las válvulas solenoides, los actuadores neumáticos, los relés, los motores de corriente continua y los servomotores son ejemplos de actuadores.

Nivel de control

Este nivel consta de varios dispositivos de automatización como máquinas CNC, PLC, robots industriales etc., que adquieren los parámetros del proceso a partir de varios sensores.

Los controladores automáticos accionan los actuadores a partir de las señales de los sensores procesados y el programa o la tecnología de control.

Los autómatas programables (PLC) son los controladores industriales más utilizados y robustos, capaces de ofrecer funciones de control automático a partir de las entradas de los sensores.

Se compone de varios módulos como la CPU, las E/S analógicas, las E/S digitales y los módulos de comunicación. Asimismo, permiten al operario programar una función o secuencia de control para realizar determinadas operaciones automáticas en el proceso.

Nivel de supervisión y control de la producción

En este nivel, los dispositivos automáticos y el sistema de supervisión facilitan las funciones de control e intervención, como la interfaz hombre-máquina (HMI), la supervisión de diversos parámetros, el establecimiento de objetivos de producción, el archivo histórico, la configuración del arranque y la parada de la máquina, etc.

En este nivel se suelen utilizar HMI de sistemas de control de distribución (DCS) o de control de supervisión y adquisición de datos (SCADA).

Nivel de información o empresarial

Es el nivel superior de la automatización industrial que gestiona todo el sistema de automatización. Las tareas de este nivel incluyen la planificación de la producción, el análisis de clientes y productos, los pedidos y las ventas, etc. Por tanto, se ocupa más de las actividades comerciales y menos de los aspectos técnicos.

Por otro lado, hay que destacar las redes de comunicación industrial en los sistemas de automatización industrial, ya que transfieren la información de un nivel a otro. Por lo tanto, están presentes en todos los niveles del sistema de automatización para proporcionar un flujo continuo de información. Esta red de comunicación puede ser diferente de un nivel a otro. Algunas de estas redes son Ethernet, PROFINET, PROFIBUS, Modbus, DeviceNet, etc.

De la jerarquía anterior podemos concluir que hay un flujo continuo de información desde el nivel alto al nivel bajo y viceversa. Si asumimos esta forma gráfica, es como una pirámide en la que a medida que subimos, la información se agrega y mientras bajamos, obtenemos información detallada sobre el proceso.

Tipos de sistemas de automatización industrial

La automatización industrial se emplea hoy en día en multitud de sectores, con sistemas automatizados que realizan todo tipo de tareas, desde la fabricación hasta el funcionamiento de un cajero automático.

El nivel de complejidad e interacción humana con un sistema automatizado varía según la aplicación. Aunque existen innumerables aplicaciones para soluciones de automatización industrial, casi todas se pueden clasificar en cuatro tipos destacados.

  • Sistema de automatización fijo
  • Sistema de automatización programable
  • Sistema de automatización flexible
  • Sistema de automatización integrado

Sistema de automatización fijo

En un sistema de automatización fijo, el equipo de producción es estable con un conjunto determinado de operaciones o tareas y rara vez hay cambios en estas operaciones. El sistema de automatización fija suele utilizarse en procesos de flujo continuo, como cintas transportadoras y sistemas de producción en masa.

Sistema de automatización programable

En el sistema de automatización programable, la secuencia de operaciones y la configuración de la maquinaria pueden modificarse mediante controles electrónicos.

Este sistema requiere una cantidad significativa de tiempo y esfuerzo para programar de nuevo las máquinas y suele utilizarse en la producción de procesos por lotes.

Sistema de automatización flexible

Un sistema de automatización flexible suele estar siempre controlado por ordenadores y suele implantarse cuando el producto varía con frecuencia.

Las máquinas CNC son el mejor ejemplo de este sistema. El código que el operario da al ordenador es único para un trabajo concreto y, basándose en el código, la máquina adquiere las herramientas y el equipo necesario para la producción.

Sistema integrado de automatización

Un sistema integrado de automatización es un conjunto de máquinas, procesos y datos, todos ellos trabajando de forma sincronizada bajo el mando de un único sistema de control para implementar un sistema de automatización de un proceso de producción.

El CAD (diseño asistido por ordenador), el CAM (fabricación asistida por ordenador), las herramientas y máquinas controladas por ordenador, los robots, las grúas y las cintas transportadoras se integran mediante una completa programación y control de la producción.

¿Por qué es tan importante la automatización industrial?

El sector industrial se enfrenta a muchos cambios tecnológicos que han aumentado la demanda urgente de productos y servicios de primera calidad que sólo pueden ser suministrados por un alto nivel de productividad. Esta exigencia requiere sistemas de ingeniería de procesos, fabricación en serie y automatización industrial.

Por lo tanto, la automatización industrial desempeña un papel clave en la solución de los requisitos de producción de las empresas. Es muy significativa para afrontar las tareas de:

  • Globalización: El mercado global exige los mejores servicios y productos
  • Productividad: Las empresas que utilizan la automatización de procesos mejoran su eficiencia produciendo un mayor número de productos. En realidad, los factores clave son los costes, el tiempo y la calidad.

En un mundo en constante aceleración tecnológica, es de suma importancia lograr niveles cada vez mayores de eficiencia y productividad en la planta, manteniendo o aumentando los beneficios y la calidad.

En definitiva, la automatización industrial está vinculada de lleno a estos objetivos, ya que la coordinación y la supervisión de su producción son componentes clave para alcanzar sus objetivos.

Empezando por la calidad

Si quieres producir artículos de calidad, debes empezar con materias primas que tengan una forma consistente y estén libres de defectos. Para verificar que estas materias primas cumplen sus estándares, se ha de emplear a personal de verificación para supervisar y hacer un seguimiento del estado de la calidad o implantar un sistema automatizado para llevar a cabo esta tarea.

Los sistemas de visión artificial y medición, los sensores y los PLC vinculados a ordenadores que disponen de software de registro de datos pueden ejecutar esta laboriosa y larga tarea con facilidad. Al utilizar sistemas de automatización, se garantiza un mayor nivel de inspección de la calidad y los recursos humanos quedan libres para ocuparse de otros proyectos.

Pasos siguientes

Estos materiales recién inspeccionados deben pasar ahora a las etapas de producción o almacenamiento de su proceso, lo que significa que deben ser catalogados, etiquetados, trasladados y colocados en la ubicación adecuada para la siguiente etapa.

Esto puede hacerse con trabajos manuales, lo que requiere esfuerzo humano y mano de obra, o puede hacerse con sistemas RFID, etiquetado con códigos de barras y cintas transportadoras equipadas con controles de supervisión y programación por software. Estos sistemas aumentan la eficiencia y requieren un gasto mínimo tras el diseño inicial, el desarrollo y la implementación.

Acabado con calidad

Después de la producción, los productos acabados deben ser inspeccionados, probados, empaquetados y enviados a su próximo destino o almacén de destino. En esta fase, pueden utilizarse sistemas de prueba automatizados para verificar la funcionalidad deseada del producto.

Se pueden utilizar sistemas de visión artificial para comparar mediante el procesado informático de imágenes los productos acabados con un punto de referencia establecido en su origen por el departamento de control de calidad.

Después de la inspección y las pruebas, los productos pueden ser devueltos a la producción para subsanar errores o enviados al empaquetado, donde un equipo más automatizado puede empaquetar, envolver o embolsar de forma consistente los productos para los usuarios finales.

Estas actividades pueden llevarse a cabo utilizando los recursos de automatización industrial de los que se ha hablado antes, con todos los datos operativos disponibles para compartirlos con los operarios, los directivos y otros responsables de la toma de decisiones en tiempo real.

Este intercambio inmediato de datos permite a las partes interesadas decidir cómo gestionar mejor los recursos, los procesos y los materiales para maximizar la consecución de los objetivos y la misión de su empresa con rapidez.

cómo funciona la automatización industrial

Ejemplos de sistemas de automatización industrial

Uno de los ámbitos de aplicación más importantes de la tecnología de automatización es la fabricación. Para mucha gente, la automatización significa automatización de la producción. En este apartado se describen ejemplos de los sistemas automatizados más utilizados en la fabricación.

Cadenas de producción automatizadas

Una cadena de producción automatizada consiste en una serie de estaciones de trabajo conectadas por un sistema de transferencia para mover las piezas entre las estaciones. Se trata de un ejemplo de automatización fija, ya que estas líneas suelen estar preparadas para largas tiradas de producción, tal vez fabricando millones de unidades de producto y funcionando durante varios años entre cambios de producción.

Las cadenas de producción automatizadas se utilizan en muchos sectores, sobre todo en el de la automoción, donde se emplean para procesos como el mecanizado y el prensado.

Control numérico

El control numérico es una forma de automatización programable en la que una máquina se controla mediante números (y otros símbolos) que se han codificado en una cinta de papel perforada o en un medio de almacenamiento alternativo.

La aplicación inicial del control numérico fue en la industria de las máquinas-herramienta, para controlar la posición de una herramienta de corte en relación con la pieza que se está mecanizando.

Dado que esta forma de control numérico se implementa por ordenador, se denomina control numérico por ordenador, o CNC.

Otra variación en la implementación del control numérico consiste en enviar los programas de las piezas a través de redes de comunicación desde un ordenador central a las máquinas herramienta individuales de la fábrica, eliminando así por completo el uso de la cinta perforada.

Otras máquinas que utilizan el control numérico son las máquinas de inserción de componentes utilizadas en el ensamblaje de productos electrónicos, las máquinas de dibujo que preparan los planos de ingeniería, las máquinas de medición por coordenadas que realizan inspecciones precisas de las piezas y las máquinas de corte con llama.

Montaje automatizado

Las operaciones de ensamblaje o montaje se han realizado tradicionalmente de forma manual, ya sea en puestos de trabajo de ensamblaje individuales o en líneas de montaje con múltiples estaciones.

Debido al alto número de horas de trabajo y al elevado coste de la mano de obra manual, en los últimos años se ha prestado mayor atención a la utilización de la automatización en los trabajos de montaje.

Las operaciones de ensamblaje pueden automatizarse utilizando los principios de la línea de producción si las cantidades son grandes, el producto es pequeño y el diseño es sencillo (por ejemplo: lápices, bolígrafos y encendedores). Para los productos que no cumplen estas condiciones, suele ser necesario el montaje manual.

Los robots en la fabricación

En la actualidad, la mayoría de los robots se utilizan en operaciones de fabricación; las aplicaciones pueden dividirse en tres categorías:

  1. Manipulación de materiales: Implican que el robot mueva materiales o piezas de trabajo de un lugar a otro. Por ejemplo la carga y descarga de materiales.
  2. Operaciones de procesamiento: En las operaciones de procesamiento robótico, el robot manipula una herramienta para realizar un proceso en la piezas a mecanizar. Algunos ejemplos de estas aplicaciones son la soldadura por puntos, la soldadura por arco eléctrico y la pintura por pulverización.
  3. Montaje e inspección: Se espera que el uso de robots en el montaje aumente debido al elevado coste de la mano de obra habitual en estas operaciones. Dado que los robots son programables, una estrategia en los trabajos de ensamblaje es producir múltiples estilos de productos en lotes, reprogramando los robots entre lotes. La inspección es otra área de las operaciones de la fábrica en la que está creciendo la utilización de robots. En un trabajo de inspección típico, el robot posiciona un sensor con respecto a la pieza de trabajo y determina si la pieza se ajusta a las especificaciones de calidad.

Sistemas de fabricación flexible

Un sistema de fabricación flexible (FMS) es una forma de automatización flexible en la que varias máquinas herramienta están conectadas entre sí por un sistema de gestión de materiales, y todos los aspectos del sistema están controlados por un ordenador central.

Un FMS se distingue de una línea de producción automatizada por su capacidad de procesar más de un estilo de producto de forma simultanea. En todo momento, cada máquina del sistema puede estar procesando un tipo de pieza diferente.

Por tanto, este tipo de sistema es ideal cuando la demanda de los productos es baja o media y es probable que haya cambios en la demanda.

Los componentes de un FMS son:

  1. Las máquinas de procesamiento, que suelen ser máquinas-herramienta CNC que realizan operaciones de mecanizado, aunque también son posibles otros tipos de estaciones de trabajo automatizadas, como las estaciones de inspección.
  2. Un sistema de manipulación de materiales, como un sistema de transporte, que es capaz de entregar las piezas de trabajo a cualquier máquina del FMS.
  3. Un sistema informático central que es responsable de comunicar los programas de piezas CNC a cada máquina y de coordinar las actividades de las máquinas y del sistema de manipulación de materiales.
  4. Un cuarto componente de un FMS es el trabajo humano.

Control de procesos por ordenador

En el control de procesos por ordenador, se utiliza un ordenador para dirigir las operaciones de un proceso de fabricación. Aunque otros sistemas automatizados suelen estar controlados por ordenador, el término control de procesos por ordenador se asocia por lo general a las operaciones de producción continuas o semicontinuas en las que intervienen materiales como los productos químicos, el petróleo, los alimentos y ciertos metales básicos.

En estas operaciones, los productos suelen procesarse en forma de gas, líquido o polvo para facilitar el flujo del material a través de las distintas etapas del ciclo de producción. Además, estos productos suelen producirse en masa. Debido a la facilidad de manipulación del producto y a los grandes volúmenes implicados, se ha logrado un alto nivel de automatización en estas industrias.

El sistema moderno de control de procesos por ordenador suele incluir lo siguiente:

  1. La medición de variables importantes del proceso, como la temperatura, el caudal y la presión.
  2. La ejecución de alguna estrategia de optimización.
  3. El accionamiento de dispositivos como válvulas, interruptores y hornos que permiten al proceso aplicar la estrategia óptima.
  4. La generación de informes para la dirección que indican el estado del equipo, el rendimiento de la producción y la calidad del producto.

Fabricación integrada por ordenador (CAD/CAM)

El CAD/CAM se basa en la capacidad de un sistema informático para procesar, almacenar y mostrar grandes cantidades de datos que representan especificaciones de piezas y productos. En el caso de los productos mecánicos, los datos representan modelos gráficos de los componentes; en el caso de los productos eléctricos, representan información sobre los circuitos, etc.

La tecnología CAD/CAM se ha aplicado en muchos sectores, como los componentes mecanizados, los productos electrónicos y el diseño y la fabricación de equipos para el procesamiento químico. El CAD/CAM implica no sólo la automatización de las operaciones de fabricación, sino también la automatización de los elementos de todo el procedimiento de diseño y fabricación.

Ejemplos y aplicaciones de la automatización industrial

¿Por qué tu empresa debe invertir en automatización industrial?

El uso de sistemas de automatización industrial ha aumentado de forma constante en los últimos años, y por una buena razón. La capacidad de la automatización para procesar, montar, inspeccionar y manipular productos físicos en el proceso de fabricación puede beneficiar a las empresas de muchas maneras.

Los fabricantes se enfrentan a muchos retos en el actual panorama empresarial tan competitivo a nivel mundial. Algunos de estos retos incluyen entornos de fabricación difíciles (en un mundo que se centra cada vez más en la seguridad, y con razón), cadenas de suministro cada vez más complejas, el cumplimiento de las últimas normas de eficiencia energética y la competencia con otras empresas de tu mismo sector.

Muchas de estas razones impulsan a los fabricantes hacia la automatización industrial. Hemos recopilado una lista de ventajas y beneficios por las que tu empresa debería utilizar la automatización industrial en el entorno de fabricación.

Aumenta la productividad del trabajo

Las operaciones de fabricación automatizadas aumentan las tasas de producción y la productividad de la mano de obra, dando a tu empresa una mayor producción por hora de trabajo. Este aumento de la producción conduce a mayores ganancias para el negocio, lo que ayuda al crecimiento general.

Reduce la fatiga y el esfuerzo de los trabajadores 

Por lo general, a los seres humanos no les gustan las tareas rutinarias y repetitivas. Sin embargo, los sistemas informáticos las realizan a la perfección.

Las tareas que carecen de variabilidad proporcionan un lugar para que los sistemas de automatización industrial destaquen, pero esto también es válido para los sistemas que utilizan sensores avanzados e integrados.

Si la tarea requiere condiciones que no son adecuadas para la comodidad o la concentración humana, se debe  considerar la automatización como medio para mejorar tu producción en cadena o en serie.

Mejora la seguridad de los trabajadores 

Automatizando las operaciones y cambiando a los trabajadores de su papel de participantes activos a funciones de supervisión, aumenta en gran medida su seguridad al alejarlos de situaciones y tareas que con bastante frecuencia provocan lesiones.

Mejora la calidad del producto

Los sistemas automatizados no sólo dan lugar a tasas de producción más altas que las que se observan en las operaciones manuales tradicionales, sino que también realiza el proceso de fabricación con mayor uniformidad y conformidad con las especificaciones de calidad. Esta reducción de la tasa de defectos (PPM) “defectos por millón de oportunidades” es uno de los principales beneficios de la automatización.

El ser humano comete errores cuando se cansa. Esto personifica el sentido de la «condición humana». Los errores en el uso de las herramientas suponen dañar las materias primas, los componentes, los conjuntos y los productos finales.

Reduce los plazos de fabricación

El disponer de sistemas automatizados reduce el tiempo transcurrido entre el pedido y la entrega del producto, lo que te proporciona una importante ventaja competitiva en tu mercado. Al reducir el plazo de fabricación, también se reduce el inventario de trabajos en curso, lo que permite ahorrar un valioso espacio operativo.

Realiza procesos que no se pueden hacer manualmente

La utilización de la automatización industrial te permite realizar ciertas operaciones que simplemente no pueden hacerse sin la ayuda de una máquina, como los procesos que requieren niveles óptimos de precisión, miniaturización o geometría compleja.

Aumenta la eficiencia 

Mejorar los procesos para que sean más eficientes hace que una empresa sea más competitiva, pero ¿las personas hacen siempre lo mismo, de la misma manera, cada vez que lo hacen? No, la variación humana existe. Los sistemas de automatización industrial permiten mejoras que se benefician de una ejecución lógica.

Ten un retorno de la inversión más rápido (ROI)

Las soluciones de automatización se adecuan a las necesidades y los objetivos exclusivos de tu empresa. Por lo que, se amortizan de forma rápida gracias a la reducción de los costes operativos, reducción de los plazos de entrega, y el aumento de la producción.

Recopila mejores datos 

estos sistemas permiten eliminar la entrada accidental de datos o el olvido de los datos en el registro. Hacer que el método de recogida de datos por los sensores y procesos esté regulado.

Diseña las mejoras adecuadas en los procesos

Los sistemas de automatización industrial recogen datos fiables, que proporcionan un espacio de búsqueda. para que los ingenieros aprovechen al máximo la información proporcionada para la toma de decisiones. Donde antes había problemas, ahora la luz brilla para solucionarlo con datos. En lugar de limitarse a cambiar para buscar la «mejora continua», se hacen cambios en atención a una mejor información recibida por el sistema de recolección de datos (ERP, MES y SCADA).

Ahorra costes

Innovar en la automatización industrial supone un ahorro de costes, gracias a la regularización de los procesos y a la recopilación de datos para tomar decisiones con seguridad.

¿Buscas un equipo de ingenieros de confianza?

Con más de 20 años de experiencia, SICMA21 cuenta con un equipo de calidad formado por ingenieros especializados en automatización y robótica industrial que realizan el diseño e implantación del proyecto y por técnicos de automatización y robótica experimentados que practican la instalación, configuración y puesta en marcha del proyecto.

Desde el concepto hasta la producción, trabajamos en la mejor opción para identificar soluciones de automatización rentables que se ajusten a las especificaciones de tu empresa. Y lo que es más importante, ofrecemos servicios de automatización industrial de alta calidad a nuestros clientes dentro de los plazos y costes presupuestados.

¡Ponte en contacto! Hablemos de tu proyecto o los recursos que tu empresa necesita para actualizar tus sistemas de producción a los requisitos que la industria 4.0 demanda.

Contacta con nuestra especialista en Automatización y Robótica Industrial, Elizabeth Guerrero al número de teléfono: 653 76 01 67 o al correo electrónico: eguerrero@sicma21.com

También, nos puedes dejar un mensaje en el icono de WhatsApp de aquí abajo a la derecha y te atenderemos a la mayor brevedad posible.

Comparte
Los comentarios de esta entrada están cerrados