ventajas de la software factory

¿Qué hace una software factory?

En la era del crecimiento de la transformación digital y tecnológica, la industria de la software factory se enfrenta a una competencia imprevisible que avanza a pasos agigantados.

Existe la necesidad de mejorar e innovar constantemente, alcanzando ciclos de vida de desarrollo que deben cumplir con los más altos estándares en los tiempos más breves.

La software factory permite automatizar el desarrollo y el mantenimiento de diferentes variantes de un producto típico. Lo hace adaptando, ensamblando y configurando piezas de componentes basados en un marco de trabajo o framework.

En el pasado, los cambios empresariales impulsados por la tecnología solían tardar años en producirse. Sin embargo, con el auge del software de gestión empresarial (ERP/ CRM/ MES/ APS, etc.), la transformación digital ha cobrado protagonismo.

La continua disrupción tecnológica ha alimentado la competencia en todos los sectores.

Ha llevado a las empresas y a los CIO a perseguir ciclos de innovación más rápidos para hacer frente a las crecientes expectativas de los clientes.

Hoy en día, los retos sin precedentes a los que se enfrentan las empresas dan menos tiempo que nunca para innovar y ofrecer soluciones que funcionen a los clientes con rapidez.

En este artículo vamos a estudiar a fondo las posibilidades de la software factory en los procesos de producción industrial y por qué deberías tener un partner de soluciones de gestión empresarial en tu empresa.

¿Qué es una software factory?

La fabrica de software (en español) es un tipo de servicio empresarial que consiste en el proceso de desarrollo de sistemas basados en una metodología ágil, centrado en el aumento de la productividad.

Para ello, trata de crear software con técnicas que disminuyan la posibilidad del error humano.

Este procedimiento otorga al cliente la garantía de que tendrá una herramienta personalizada de forma rápida. Así, cada sistema se crea para satisfacer las necesidades de los usuarios.

Las empresas de software factory suelen dedicarse a la creación de software subcontratado.

En definitiva, lanzan productos y funcionalidades de alta calidad, utilizando un código ajustado, para mejorar la gestión de la planta de producción.

En otras palabras, estamos hablando de un software diseñado a medida de tu planta de producción para mejorar la agilidad y la eficiencia.

En el tiempo actual, las empresas de todos los sectores intentan actualizar sus sistemas de producción a las nuevas tecnologías. Para este enfoque es esencial:

  • Un verdadero entorno DevOps, donde el desarrollo de software y las operaciones de TI colaboran conjuntamente.
  • Una mentalidad y una cultura empresarial adecuadas.
  • Habilidades.
  • Creatividad.

Una vez establecidos estos componentes, lo siguiente es la automatización. La automatización es esencial para crear un proceso de desarrollo de software que funcione como una cadena de montaje de creación de software, es decir, una software factory.

La automatización puede aplicarse a una serie de prácticas de desarrollo, como la integración/entrega continua y las pruebas automatizadas.

Por supuesto, los ingenieros de software todavía deben interactuar con el producto para asegurarse de que hace lo que se supone que debe hacer y no tiene errores u otros problemas.

 

para qué sirve una software factory

 

Componentes de una software factory

Normalmente, una software factory está formada por herramientas, procesos y componentes propios.

Estos componentes propios ofrecen plantillas y código que se puede organizar y procesar fácilmente para crear un programa con rapidez, con poco código original requerido.

A continuación te describo los componentes que forman una software factory:

  • Esquema de fábrica: Es un documento que se utiliza para categorizar y resumir los activos utilizados para construir y mantener un sistema. Pueden ser documentos XML, modelos, etc. También define las relaciones entre los activos.
  • Implementación de referencia: Se refiere a un ejemplo de un producto realista y terminado que puede ayudar a los desarrolladores una software factory a construir.
  • Patrones de orientación de la arquitectura: Definen las opciones de diseño de la aplicación y el porqué de dichas opciones.
  • Cómo se hace (How-to): Contienen procedimientos e instrucciones detalladas para completar las tareas.
  • Recetas: Son los procesos de automatización que ayudan a los desarrolladores de software a completar las tareas rutinarias habituales con poca o ninguna aportación.
  • Plantillas: Elementos de desarrollo de aplicaciones listos para usar con marcadores de posición para los argumentos, normalmente utilizados para crear elementos iniciales del proyecto.
  • Diseñadores: Los desarrolladores utilizan la información de los diseñadores para modelar aplicaciones con niveles de abstracción más altos.
  • Código reutilizable: Se refiere a los componentes que implementan mecanismos o funciones comunes. El código reutilizable en una fábrica de software anula la necesidad de escribir código manualmente en muchas áreas y fomenta la reutilización entre aplicaciones.

¿Cómo funciona una software factory?

Una fábrica de software debe tener una buena estructura para conquistar al público objetivo. Por eso, es importante contar con una serie de departamentos, como

  • Servicio al cliente: Contacto inicial para entender la demanda.
  • Departamento de planificación y control de la producción: Responsable de verificar la continuidad de los proyectos y la utilización de los recursos humanos y materiales.
  • Unidad de producción: Equipo que actúa en el desarrollo del software.
  • Gestión de calidad: Responsable de analizar si las herramientas están dentro de los patrones establecidos.
  • Departamento de soporte: Ayuda al cliente a resolver eventuales problemas identificados en los sistemas y aplicaciones desarrollados.

En la medida en que una fábrica de software presenta una estructura de trabajo bien definida, mayores son las posibilidades de comprometer a los trabajadores y de prestar servicios de alta calidad a los usuarios.

¿Por qué necesitas una software factory?

Para responder a esta pregunta, primero tenemos que entender los problemas a los que nos enfrentamos en los proyectos de desarrollo de software hoy en día.

La respuesta a estas preguntas nos ayudará a entender la motivación del paradigma de las fábricas de software. El desarrollo actual de software basado en texto puede compararse con la artesanía, más que con la ingeniería.

Por lo tanto, podemos ver muchos proyectos que experimentan enormes problemas para cumplir el calendario, mantenerse dentro del presupuesto y entregar las características prometidas .

Y lo que es peor, muchos proyectos no llegan a completarse por diversas razones. Creo que las principales razones de esta imprevisibilidad en los proyectos de desarrollo de software de hoy en día se deben a lo siguiente:

  • El desarrollo único: Cada sistema se crea prácticamente desde cero. La reutilización suele ser específica, a un nivel de granularidad muy bajo (por ejemplo, el código fuente) y no de forma sistemática y planificada.
  • Sistemas monolíticos y complejidad creciente de los sistemas: Muchos sistemas están muy acoplados; los cambios en una parte requieren cambios en muchas otras partes debido a las dependencias. Además, los sistemas de software son cada vez más complejos.
  • Trabajar a niveles bajos de abstracción: Mientras que el tamaño de los sistemas de software y su complejidad han aumentado drásticamente en los últimos años, sólo hemos visto un aumento comparativamente muy bajo de la productividad, por ejemplo, al pasar de C a C++, Java o C#.
  • Inmadurez del proceso: O bien se utiliza un enfoque muy formal, que a menudo carece de la agilidad necesaria para reaccionar a los cambios en los requisitos de manera eficiente, o bien se utiliza un enfoque ágil que no suele escalar muy bien.
  • Crecimiento rápido de la demanda de sistemas de software: En la última década hemos asistido a un espectacular aumento de la demanda de software. Este aumento de la demanda continuará en los próximos años.

Con las herramientas y técnicas utilizadas en la actualidad será una tarea ardua satisfacer esta creciente demanda.

El objetivo de las software factory es industrializar el desarrollo de software aprovechando las economías de alcance que se producen al construir muchos sistemas de software similares, pero distintos.

 

por qué se usa una software factory españa

 

¿Cómo puede una software factory impulsar la eficiencia?

La codificación de TI requiere un ingeniero de software (similar a la necesidad de un artesano cualificado en la fabricación tradicional). Para aumentar la eficiencia, esta codificación se elimina de los procesos de la capa de aplicación.

El software se crea ensamblando componentes predefinidos en lugar de utilizar los tradicionales entornos de desarrollo integrados (IDE).

La codificación tradicional de TI se reserva sólo cuando hay que crear nuevos componentes o servicios.

La parte de ingeniería de software se deja para la creación de componentes y la recopilación de requisitos para el sistema. Al igual que la parte de ingeniería se deja en la fabricación tradicional.

Una software factory descompone eficazmente las aplicaciones en varios componentes para un desarrollo eficiente y más rápido.

Beneficios de una software factory para tu empresa

Las empresas se encuentran a menudo en la encrucijada de tener que elegir entre hacer o comprar.

Desarrollar internamente significa tener una mejor adherencia de las aplicaciones a las necesidades del negocio, obteniendo un mejor control sobre los requisitos del software; sin embargo, las habilidades y recursos necesarios no están fácilmente disponibles dentro de la empresa.

Comprar desde el exterior -aplicaciones ya hechas o servicios de desarrollo- puede parecer una alternativa sensata, pero debido a la posible falta de personalización puede llevar a problemas críticos que no hay que subestimar, como la distancia entre equipos, los tiempos de intermediación y la ausencia de apoyo directo y constante.

La solución óptima, por tanto, es la implantación de una fábrica de software de la empresa mediante la supervisión de personal externo especializado.

Esto puede garantizar tanto las habilidades de desarrollo como una fuerte integración en el tejido empresarial.

Los beneficios empresariales resultantes pueden resumirse en 7 puntos.

Habilidades técnicas y conocimiento de los procesos

En primer lugar, hay que destacar la presencia de profesionales competentes, con conocimientos continuamente actualizados en materia de diseño y experiencia adquirida en empresas similares por sector y necesidades.

Los conocimientos de desarrollo de software se combinan, por tanto, con la capacidad de entender el contexto empresarial específico, así como de aplicar marcos metodológicos y mejores prácticas ya probadas anteriormente.

El personal informático interno puede, por tanto, contar con un equipo de especialistas que siguen las actividades de diseño, recuperando tiempo y recursos para otras tareas.

Aplicaciones alineadas con las necesidades del negocio

La estrecha colaboración entre los desarrolladores, el personal interno de TI y los usuarios de la empresa permite que las aplicaciones estén perfectamente alineadas con los deseos.

El uso de metodologías ágiles, la consecución del objetivo final a través de un enfoque incremental basado en intermedios rápidos, lanzamientos frecuentes y pruebas continuas para verificar la eficacia de las intervenciones realizadas, garantiza además el cumplimiento de los resultados esperados, aumentando la calidad del software.

Personalización

¿Qué software es el ideal para la empresa? Contar con el mismo sistema que utiliza la competencia no es la mejor opción para lograr una posición destacada en el mercado.

En el escenario actual, lo más indicado es contar con programas que ayuden a mejorar la calidad de los servicios dentro de las necesidades específicas de la empresa.

Esta iniciativa sólo es posible a través de la personalización. Es decir, el sistema debe ser hecho exclusivamente para la marca.

Con programadores bien calificados, es viable crear una herramienta que sea manejada con facilidad por los empleados y que mejore la relación entre la empresa y el consumidor.

Un tiempo de aplicación al mercado acelerado

Gracias a los marcos ágiles y a la sinergia entre los distintos actores que intervienen en el proceso de desarrollo, la entrega de aplicaciones, los cambios correctivos o las funcionalidades adicionales experimentan una aceleración masiva.

Mediante la adquisición de los servicios de una software factory externa, la empresa puede disponer de los servicios digitales que necesita de manera más rápida, aumentando la productividad de la empresa y la capacidad de respuesta a los cambios del mercado.

Contener los riesgos y costes de desarrollo

La software factory garantiza la reducción de los riesgos asociados al proceso de desarrollo.

Al adoptar las mejores prácticas, de hecho, no hay que esperar meses para obtener una nueva aplicación o un cambio, sino que se procede a lanzamientos frecuentes, con pequeños incrementos (corrección de errores, adición de características u otras mejoras), que son probados inmediatamente por los usuarios.

Así, en caso de error o cambio de prioridad, existe la posibilidad de intervenir con prontitud, frenando el riesgo de encontrarse, tras un largo periodo de trabajo, con un producto acabado que no funciona o que ya no responde a las necesidades actuales de la empresa.

Por lo tanto, se reducen los posibles desperdicios y los costes adicionales de un desarrollo fallido, lo que permite a la empresa disfrutar de inmediato de los beneficios que pueden obtenerse de los pequeños cambios: el rendimiento de las inversiones en desarrollo es, por lo tanto, mucho más fácil y rápido de conseguir.

Disminución de los gastos

¿Has pensado alguna vez en el dinero y el tiempo utilizados para el desarrollo de software en tu empresa? En tiempos de alta competitividad, disminuir los gastos es una excelente alternativa para que tu empresa se mantenga fuerte en el mercado.

Por eso, debes analizar cuidadosamente la posibilidad de contratar una software factory para el desarrollo de sistemas.

Así, tu empresa podrá contar con un equipo más calificado y disminuir los gastos de mano de obra.

Eso contribuiría a mantener una buena salud financiera y a realizar inversiones en sectores estratégicos.

Promover la innovación y la satisfacción del cliente

La software factory permite una mejor organización de los equipos que participan en el proceso de diseño, que integran más competencias para identificar mejor los requisitos de la aplicación y procesar las mejores prácticas.

La reunión de figuras multidisciplinares favorece la innovación del producto, con implicaciones positivas en la satisfacción de los usuarios de la empresa y, a su vez, en el cliente final.

De hecho, las aplicaciones innovadoras y de alto rendimiento permiten ofrecer servicios más eficaces, aumentando la eficiencia empresarial y la fidelidad de los clientes.

 

empresa de servicios de software factory

 

Conclusiones

Las empresas de hoy compiten como nunca antes. Se enfrentan a retos sin precedentes. Además, tienen menos tiempo para desarrollar e incubar nuevas ideas que ayuden a crear soluciones para que sus procesos productivos sean ágiles y eficientes.

Por eso recurren al desarrollo de software empresarial a medida. En definitiva, la mejor manera de lograr este objetivo es a través de la software factory.

No hay duda de que invertir en una software factory es una excelente opción para que tu empresa preste servicios de alta calidad.

En la medida en que la empresa consigue satisfacer las necesidades del consumidor, mayores son las posibilidades de fidelización de los clientes y de aumento de los beneficios.

Para alcanzar este nivel, es indispensable contar con un equipo de TI calificado y capaz de desarrollar software con un alto nivel de usabilidad, de forma rápida y práctica. Esto seguramente será un importante diferencial para tu empresa.

¿Necesitas optimizar tus procesos a través de soluciones tecnológicas eficientes?

El Departamento de Informática industrial de SICMA21 desarrolla soluciones de software de gestión empresarial a medida para la planta de producción.

Somos un equipo de expertos desarrolladores en herramientas de información de la gerencia que son la base para el desarrollo de la estrategia LEAN (calidad continua) de tu empresa.

Nos adaptamos a lo que el cliente necesita. Nuestras soluciones son llave en mano, sin riesgo ni complejidad para el cliente. Disponemos de una estructura profesional de atención al cliente.

Si tu empresa necesita de recursos informáticos para mejorar tus procesos productivos no dudes en contactar con nosotros para que te informemos con todo detalle como podemos mejorar la eficiencia de tu planta de producción.

Así, te podemos enseñar que beneficios puedes obtener de su puesta en marcha. Además, realizamos soluciones a medida. Cuéntanos en que te podemos ayudar y nos ponemos a trabajar.

Pregúntanos por las herramientas informáticas creadas por nuestros desarrolladores:

  • EFIPLANT-MES (software de planificación y programación de la producción).
  • EFIPLANT-APS ( sistema de control y monitoreo de la información para la gestión de procesos de producción).

Ponte en contacto con nuestro consultor técnico Frederic Gil para que te pueda informar sin compromiso alguno de cuál es la mejor solución para tu planta de producción.

Teléfono: 618 656 378, correo electrónico: fgil@sicma21.com

También nos puedes dejar un mensaje en el icono de WhatsApp de abajo a la derecha y te atenderemos a la mayor brevedad posible.

 

Si te ha gustado compártelo con tus contactos
Los comentarios de esta entrada están cerrados