cómo hacer un plan de mantenimiento industrial

Cómo diseñar un Plan de Mantenimiento Industrial

Un plan de mantenimiento industrial es esencial para el entorno general del mantenimiento. El contenido de la planificación del mantenimiento, que incluye el trabajo real, las instrucciones, el calendario, los trabajadores, las piezas de repuesto y los proveedores, guía todas las actividades del trabajo de mantenimiento.

Contar con un plan de mantenimiento reduce los costes de mantenimiento, maximiza el potencial de tiempo de funcionamiento y, en última instancia, aumenta la rentabilidad.

Sigue leyendo para saber qué tienes que incluir para crear tu plan de mantenimiento industrial y cómo hacerlo para que funcione.

¿Qué es un plan de mantenimiento industrial?

La definición de plan de mantenimiento industrial es la de un documento que detalla el trabajo a realizar para mantener los activos de una instalación de forma proactiva.

El contenido del documento te ayuda a facilitar el uso continuado de un activo con un rendimiento óptimo. De esta forma, una empresa puede evitar averías importantes o cambios imprevistos si se ajusta a las directrices que marca el plan.

La idea que sustenta la planificación del mantenimiento es garantizar que se puede mantener el buen estado de funcionamiento de los equipos de una empresa.

Aunque un plan ordinario hará el trabajo, cualquier instalación, equipo o maquinaria industrial requiere un programa efectivo para disfrutar de todos los beneficios de tu política de mantenimiento industrial.

¿Para qué sirve un plan de mantenimiento industrial?

El uso básico de un plan de mantenimiento industrial es el de ayudar a los responsables a distribuir las tareas diarias entre los equipos, a planificar y controlar las paradas de las máquinas y a reunir todos los medios materiales necesarios como herramientas, equipos y piezas de repuesto.

Además, su objetivo principal es garantizar que un equipo pueda funcionar a un nivel aceptable (rendimiento y calidad) y se disponga de las mejores condiciones de trabajo posibles. También, se debe de establecer una rutina de mantenimiento con tareas estándar y tiempos previstos.

Existen varias estrategias de mantenimiento esenciales y todas ellas deben considerarse igual de importantes para establecer un plan de mantenimiento de valor.

En definitiva, abarca el calendario y la organización de las ordenes de trabajo (OT) de mantenimiento correctivo, preventivo y predictivo.

Las diferentes rutinas de mantenimiento industrial necesarias pueden controlarse y gestionarse mucho mejor si se establecen normas, medidas y técnicas específicas. Esto garantizará el nivel de calidad de cada una de las tareas realizadas, asegurando que cada acción se realice de la forma más segura, eficiente y eficaz.

planificar un plan de mantenimiento industrial

¿Qué hay que planificar en mantenimiento industrial?

Para que el plan de mantenimiento industrial funcione debe abarcar todas las características de la política de mantenimiento de tu empresa. El programa debe contener un inventario exhaustivo de los activos que debe mantener.

La lista, que incluye numerosos elementos, como calderas, bombas, instalaciones eléctricas, maquinaria industrial y todo tipo de equipos, garantiza que no se deje de lado ningún activo vital.

También ha de identificar las tareas específicas de mantenimiento que se pretenden realizar. En la medida de lo posible, se tienen que asignar estas tareas a cada uno de los activos. Un calendario de mantenimiento razonable también debería ser suficiente para guiar todo el programa de mantenimiento.

Para que el mantenimiento de tus activos sea eficaz, debes seleccionar el conjunto de habilidades necesarias para cada tarea de mantenimiento.

Pero, ¿qué es lo que hay que planificar exactamente? A continuación te explico las diferentes actividades que se llevan a cabo.

El trabajo a realizar

Al crear el plan de mantenimiento industrial, hay que tener claro qué hay que hacer con exactitud. Decidir las áreas prioritarias, así como la secuencia de actividades una vez que se inicien los trabajos de mantenimiento.

Elaborar las instrucciones del plan de trabajo

Unas instrucciones adecuadas limitan la dependencia de determinados trabajadores. El trabajo de mantenimiento también tiene que cumplir unas normas de calidad concretas.

Sólo podrás alcanzar dichos estándares si incluyes instrucciones explícitas en el plan de mantenimiento industrial. De paso, hay que considerar la posibilidad de incluir observaciones del trabajo que puedas realizar para garantizar la eficacia de las tareas de mantenimiento.

Programar las tareas diarias

El objetivo del calendario es realizar el trabajo con la frecuencia necesaria -no realizar un mantenimiento excesivo, haciendo el trabajo con demasiada frecuencia- y conseguir un mantenimiento eficiente, de modo que no se produzcan tiempos de inactividad y averías.

Además, hay que asegurarse de que el Departamento de Producción conoce bien esta programación. Necesitarás la máxima cooperación de este equipo durante todo el año.

A medida que avance el año, realiza los cambios necesarios en el plan de mantenimiento para aumentar su eficacia.

Organizar a los técnicos de mantenimiento

Un objetivo importante del plan de mantenimiento industrial es el de indicar el conjunto de habilidades apropiado para cada tarea de mantenimiento. Esta información te servirá para elegir a los mejores técnicos para el trabajo. En función de tus disposiciones organizativas, asigna a cada miembro del equipo de mantenimiento áreas específicas.

De paso, indica las tareas que reservarás para empresas externas o de outsourcing de mantenimiento industrial. Asegúrate de que el plan también limita el acceso a las áreas que suponen un alto riesgo para los empleados de la instalación.

Gestión de Recambios

En esta fase, puedes prever el consumo de piezas de repuesto. Una vez que se indican las piezas que se van a necesitar, el técnico sabe exactamente lo que tiene que coger del almacén, antes de ir a hacer el trabajo de mantenimiento propiamente dicho.

Con esta sección, el responsable de mantenimiento obtiene información sobre las piezas utilizadas en el periodo anterior, así como sobre el consumo futuro de piezas. De esta forma, le resultará más fácil preparar un presupuesto para los próximos doce meses.

Outsourcing de Mantenimiento Industrial

Algunas tareas de mantenimiento pueden requerir empresas de mantenimiento industrial externas (outsourcing).

En definitiva, son especialistas externos como SICMA21, que acuden a las instalaciones para realizar trabajos especializados. La mayoría de ellos traen equipos especiales, como grúas móviles y herramientas de equipos de medición, para dar servicio a los activos.

El plan de mantenimiento industrial especifica los trabajos que solicitarás a la empresa de mantenimiento subcontratada. Con este apartado, no tendrás que contar con una empresa externa específica para todas las tareas de mantenimiento.

Podrás utilizar estas especificaciones para solicitar presupuestos y ofertas a diferentes empresas de outsourcing para realizar un tipo de trabajo concreto.

¿Por qué es importante tener un plan de mantenimiento industrial?

A fin de cuentas, el plan de mantenimiento industrial te permite organizar todas las actividades de mejora y conservación de una empresa en su conjunto (edificio, instalaciones, equipo y maquinaria industrial, etc.) que suele tener un número considerable de tareas y actividades.

Además, el plan te permitirá crear un esquema que sirva de programa y calendario para las actividades de carácter preventivo.

También, alarga la vida útil de la maquinaria industrial, busca aumentar su productividad, mejorando la disponibilidad y fiabilidad de las actividades mediante paradas programadas; es decir, con interrupciones de mínimo impacto.

Por otro lado, proporciona una reducción de los costes totales de la empresa.

La importancia de contar con un plan de mantenimiento industrial en tu empresa está relacionada de forma directa con una mayor productividad para la consecución de los objetivos empresariales.

Para ello, la confiabilidad es un factor destacado porque genera las condiciones para conseguir la optimización de las operaciones, a través del talento humano, la optimización de los procesos productivos y sus activos, así como de las estrategias de mantenimiento utilizadas para conseguir las metas propuestas.

La planificación y la programación del mantenimiento son el fundamento principal de las herramientas de software de gestión de activos y mantenimiento GMAO. Utilizando funciones como la gestión de órdenes de trabajo y la gestión del mantenimiento, las empresas pueden optimizar la eficiencia de sus activos físicos.

En particular, los activos de los que dependen en gran medida para generar ingresos.

pasos papara impalntar un plan de mantenimiento industrial

7 pasos para elaborar un plan de mantenimiento industrial

Antes de lanzarse a diseñar un plan de gestión del mantenimiento industrial, es importante saber qué estrategia de mantenimiento es la mejor para cada activo a mantener.

Hay numerosas claves que deben alinearse para completar el rompecabezas de la ejecución del trabajo. Para empezar, céntrate en el desarrollo del programa de mantenimiento.

Hay siete pasos básicos que debes tener en cuenta para realizar el plan de mantenimiento industrial y hacer que funcione.

1. Planificar las tareas de Mantenimiento

La planificación del mantenimiento comienza con una orden de trabajo (OT). A partir de ahí, los planificadores de mantenimiento planifican las tareas de mantenimiento.

La idea de un proceso de planificación del mantenimiento es identificar los trabajos de mantenimiento correctos e integrarlos en el proceso de programación. Para lograrlo, un planificador diseña un plan de trabajo.

En definitiva, un plan de trabajo detalla todo lo que tiene que hacer un técnico para llevar a cabo una tarea.

Este proceso consta de varias tareas clave que debes tener en cuenta para realizar una planificación de tareas efectiva:

  • Identificar el problema
  • Inspeccionar el activo y las instalaciones
  • Determinar cómo debe realizarse el trabajo
  • Conseguir las piezas y los materiales necesarios
  • Priorizar las tareas
  • Programar y completar las órdenes de trabajo
  • Recopilar datos y hacer un seguimiento

Cada una de estas acciones es una parte importante de la planificación de las tareas de mantenimiento, pero el último es quizás el más vital. Utilizar los datos para mejorar el plan de mantenimiento

2. Priorizar los motivos de los tiempos de inactividad

Otro paso de cualquier cambio de estrategia es comprender con qué se está trabajando. Para lograr una transición exitosa hacia una estrategia de mantenimiento más eficiente, es necesario recopilar datos sobre la situación actual.

Sobre todo analizar el nivel actual de tiempo medio entre fallos (MTBF), el tiempo medio de reparación (MTTR), el gasto en piezas de repuesto, el tiempo de inactividad de las máquinas, el uso de los equipos y el tiempo de respuesta de los técnicos.

Si ya has invertido en un software GMAO, este paso será más fácil que si has estado confiando en hojas de cálculo u otros métodos manuales.

Con esta información en la mano, puedes calcular el coste de una hora de inactividad. En realidad, una hora de inactividad de un activo crítico puede ser mucho más cara que una hora de inactividad de una máquina menos esencial.

Una forma de evaluar mejor el tiempo de inactividad actual es calcular el coste medio del tiempo de inactividad por hora para los componentes no esenciales, medios y críticos.

3. Adoptar una estrategia personalizada de mantenimiento

Una vez cuantificado el coste del tiempo de inactividad, se puede asignar un coste al mantenimiento.

Las empresas tienen un equilibrio entre las prioridades que compiten entre sí para asignar su presupuesto. Cuando los márgenes son estrechos, el mantenimiento se recorta con demasiada frecuencia.

Todo el mundo sabe que un mayor mantenimiento se traduce en una mayor disponibilidad y un menor tiempo de inactividad, pero es más fácil argumentar con cifras concretas.

Sea cual sea la estrategia elegida, el análisis coste-beneficio requiere una cuantificación precisa tanto de los costes como de los beneficios.

4. Invertir en un sistema GMAO

En el entorno de fabricación moderno, la digitalización ya no es sólo una opción. El mantenimiento preventivo, correctivo y reactivo puede gestionarse mediante hojas de cálculo y métodos manuales. Sin embargo, la implementación de un mantenimiento predictivo rentable y eficaz requiere más potencia de cálculo.

En este sentido, el software GMAO (Gestión del Mantenimiento Asistido por Ordenador) es más accesible, fácil de usar y asequible que nunca. El cambio hacia las tecnologías basadas en la nube significa que ya no son necesarias las fuertes inversiones de capital en sistemas locales.

La transición a un modelo mensual de software como servicio, con una variedad de precios, significa que las empresas de todos los tamaños pueden encontrar una solución que les funcione.

5. Sincronizar las órdenes de trabajo (OT), los técnicos, las piezas de recambio y los programas de mantenimiento

Un plan de gestión del mantenimiento industrial bien planificado no sirve de nada si no se dispone de las piezas y los técnicos adecuados para llevarlo a cabo.

El mantenimiento suele requerir el consumo de materiales. Ya sea simple o complejo, las piezas para completar una tarea deben estar a mano antes de iniciarla.

Todas las empresas se enfrentan a la decisión de arriesgarse a inmovilizar demasiado valor en el almacén de repuestos frente a prolongar el tiempo de inactividad por falta de piezas en stock.

El mantenimiento no puede ser eficiente sin una sólida gestión de las piezas de recambio.

El inventario de piezas de repuesto debe someterse al mismo análisis riguroso que tu estrategia general de mantenimiento.

6. Seguimiento de los KPI a corto plazo y creación de programas de mantenimiento a largo plazo

No es ningún secreto que lo que se mide se gestiona. El simple seguimiento de las métricas puede dar lugar a mejoras, ya que cada vez más operarios y directivos son conscientes de los KPI.

Sin embargo, el seguimiento es sólo la primera parte de la ecuación de optimización. Unos datos sólidos son la base de una mejora eficaz.

7. Realizar ajustes en el plan de gestión del mantenimiento basados en datos

Con una imagen clara de tu línea base de rendimiento, el efecto de los nuevos cambios puede medirse a lo largo de días, semanas y meses.

Los expertos recomiendan introducir uno o dos cambios nuevos a la vez para limitar el número de variables que afectan a tus métricas. Esto ayuda a aislar cualquier cambio que pueda tener efectos negativos.

Conclusión

En definitiva, el plan perfecto de gestión del mantenimiento industrial permite a una empresa mantener sus activos al tiempo que controla el tiempo y los costes. Esto ayuda a garantizar la máxima eficiencia en todo el proceso de funcionamiento.

Con una estrategia de mantenimiento en marcha, las empresas tienen más posibilidades de

  • Controlar los costes
  • Programar las órdenes de trabajo
  • Asignar técnicos
  • Minimizar el tiempo de inactividad de los activos esenciales
  • Prolongar la vida útil de los activos
  • Cumplir con las normas reglamentarias

La planificación y la programación del mantenimiento industrial son el núcleo de las herramientas de software de gestión de activos y mantenimiento, sobre todo de un GMAO.

Utilizando funciones como la gestión de órdenes de trabajo y la gestión del mantenimiento, las empresas pueden optimizar la eficiencia de sus activos físicos. En particular, los activos de los que dependen en gran medida para generar ingresos.

Por suerte para las empresas de hoy en día, los problemas iniciales de los primeros adoptantes se han solucionado. Las pequeñas empresas ya no están excluidas de las soluciones tecnológicas por su coste.

Los métodos predictivos son más precisos que nunca. Y un plan de gestión del mantenimiento puede ser realmente personalizado para cada empresa.

¿Conoces nuestras soluciones en Mantenimiento Industrial?

En SICMA21 somos especialistas en servicios de mantenimiento industrial y podemos ayudarte a maximizar el potencial de todos los aspectos del mantenimiento, desde la gestión, la organización y la ejecución de todas las actividades del mantenimiento.

Dado que el mantenimiento ha sido nuestra especialidad durante más de veinte años, contamos con el personal, los procesos y las tecnologías más eficaces para mejorar de forma continuada el rendimiento de tu empresa y, ofrecer los mejores resultados.

Cada día son más las empresas que aumentan su valor dejando en nuestras manos algunas o todas sus operaciones de mantenimiento.

Pregúntanos por las soluciones en GMAO que implantamos para que puedas planificar, seguir y optimizar tu mantenimiento en tiempo real.

El software GMAO te ayuda a reducir los costes de tu empresa, dispara la productividad e impulsa el rendimiento de tus activos de forma organizada, accesible y conectada.

Visita el enlace para saber más sobre los servicios de Outsourcing del Mantenimiento Industrial que prestamos con éxito:

Ponte en contacto de forma directa con nuestros asesores técnicos en el número de teléfono: 652 128 486 o nos puedes dejar un correo electrónico en: info@sicma21.com

También, nos puedes dejar un mensaje en el icono de WhatsApp de abajo a la derecha.

Si te ha gustado compártelo con tus amigos
Los comentarios de esta entrada están cerrados